Abdera

Compartir


Datos principales


Rango

Periodo prerromano

Desarrollo


La presencia comercial fenicia en la Península Ibérica tiene como resultado la fundación de asentamientos que sirven de base logística. En ellos, generalmente ubicados en altozanos defensivos al borde de la costa y cerca de ríos que proveen de agua, los fenicios obtienen una vía de penetración hacia el territorio interior y un fondeadero para sus barcos. Fueron varias las fundaciones fenicias entre Gadir y Almería, destacando entre ellos el de Abdera, la actual Adra, así como los de Sexi (Almuñécar) y Malaka (Málaga). Mediante excavaciones arqueológicas se ha determinado la existencia de un urbanismo en terrazas. También se sabe que la actividad metalúrgica debió ser importante y se han hallado en el interior de algunas viviendas hornos domésticos. Desde estas poblaciones, los colonos fenicios intercambiaban productos con las poblaciones autóctonas circundantes, al tiempo que ejercían un poderoso influjo cultural, como lo demuestran numerosos hallazgos de piezas de estilo orientalizante.

Obras relacionadas


Contenidos relacionados